Algunas de las chicas que han pasado por nuestra residencia nos han dejado su opinión como recuerdo al terminar sus estudios.
Os dejamos con dos de ellas y os animamos a hacer vosotras lo mismo.

——————————————————————

Compañera, amigas:

Esto no es una despedida, aunque lo parezca. Las despedidas suelen ser tristes, pero hoy aquí estamos celebrando que terminado una etapa de mi vida. Han sido cuatro años, en los que he aprendido mucho a nivel académico y espiritual.
La historia empezó en el año 2004, cuando comenzamos a compartir nuestras vidas en esta Residencia: “Sta. Rosa de Lima”. 
El primer año para muchas de nosotras no es fácil porque nos separamos de nuestras familias y amigos. Año, en el que ser rebelde casi era una obligación necesaria.
Rebeldía que se deja atrás, no sé si porque se madura con la edad, como dicen, o porque nuestras queridas monjas nos ayudan a ello. Yo creo que la segunda opción ha influido bastante en mi, porque a veces, quien menos nos pensamos nos están dando las mayores lecciones de nuestra vida.

Patricia Sánchez

——————————————————————

Buenas Sor:
Soy Rebeca, de la habitación 313. He venido a despedirme pero no estabas, así que te dejo esta nota para hacerlo y para transmitirte mi agradecimiento, a ti y a las demás hermanas por haberme permitido pasar aquí un gran año, el primero de mi vida universitaria, y acogerme con tanto cariño y dedicación como lo habéis hecho. Para mi ha sido un gran apoyo.
Nunca olvidaré este año vivido aquí.

Rebeca Barahona

——————————————————————

Un lugar para encontrar un poco de tu casa.

Mónica Orsini

——————————————————————

El contexto ideal para un buen viaje de estudio

Anna Mª Femiano

——————————————————————

 Un lugar familiar y cariñoso

Anna Mª Faraone

——————————————————————

Una Residencia perfecta y confortable en el corazón de Valladolid

María Amico